El MUBA inauguró su Sala de Lectura en el marco de su 35º aniversario

RESISTENCIA – Este martes 31 de octubre, por la mañana, en el MUBA – Museo de Bellas Artes René Brusau (Marcelo T. de Alvear y Mitre), se inauguró la Sala de Lectura Miryam Romagnoli, en honor a la primera investigadora de arte de la región y fundadora de la institución. La apertura se concretó en el marco de los festejos por el 35º aniversario del museo.

Esta Sala de Lectura es producto de la iniciativa y gestión del actual director del espacio dependiente del Instituto de Cultura del Chaco, Jorge Tirner. Está ubicada en las oficinas del MUBA, en el tercer piso de Casa de las Culturas, y funcionará de lunes a viernes de 17 a 21.

“Este espacio ofrecerá a la comunidad los libros adquiridos y donados en los últimos años, especializándose en obras y publicaciones sobre arte de la región y arte contemporáneo nacional e internacional”, expresó Tirner.

La iniciativa recibió el apoyo del Nuevo Banco del Chaco y sus autoridades, del Fondo Nacional de las Artes, el Museo Castagnino + Macro, y de Andrés Labaké y Armando Juan Pujol.

El acto contó con la presencia de destacadas figuras de la cultura, como Peco Tissembaum, Cristina Matta, Marilyn Cristófani, Beatriz Moreiro, Fernanda Toccalino, entre otros. Para finalizar, el Ensamble de Música Popular del Departamento de Música del Instituto de Cultura, bajo la dirección de Luis Ibarrola, interpretó canciones de su repertorio para disfrute del público.

 

35º aniversario

El Museo de Bellas Artes René Brusau del Instituto de Cultura del Chaco es la institución de artes visuales de mayor relevancia de la provincia. Funciona en el edificio de Casa de las Culturas. Su patrimonio está conformado actualmente por poco más de 700 obras. El acervo museológico se fue incrementando gracias a los aportes de instituciones y artistas a través de donaciones.

Cuenta con tres salas, una dedicada a albergar la colección del museo y  otras dos destinadas a exhibiciones transitorias. También posee una Reserva Técnica, donde está alojada la colección, un Taller de Restauración y Montaje, y próximamente una Sala de Lectura.

“El MUBA tiene dos objetivos fundamentales, la promoción de las artes visuales y sus artistas, y el crecimiento y protección de su acervo”, expresó Tirner. La institución se especializa en exhibir obras de artistas chaqueños y de la región, estimulando y promocionando sus prácticas, haciendo partícipes a hacedores culturales, productores, montajistas y curadores, e interactuando con los visitantes por medio de experiencias didácticas e interactivas con los hacedores y sus trabajos.

“Además de proteger las obras de arte, se las mantiene, restaura y exhibe, en muestras que se diseñan bajo conceptos curatoriales contemporáneos, con el objetivo de tener la colección en movimiento”, agregó.

El MUBA fue creado el 27 de octubre de 1982, e inaugurado oficialmente a la comunidad el 14 de abril de 1983. La primera sede estaba ubicada en avenida 9 de Julio 254, con dos pequeñas salas por las cuales transitaron grandes impulsores de la cultura local, como Ertivio Acosta.

Más tarde, el MUBA se trasladó a Mitre 163, ampliando las posibilidades de mostrar tanto su patrimonio como los nuevos artistas que surgían en la ciudad y la provincia. Finalmente, la itinerancia del museo llegaría a su fin con su traslado definitivo, en 2010, al edificio de la Casa de las Culturas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.